Para desactivar una bomba de grandes dimensiones, que data de la Segunda Guerra Mundial, autoridades evacuaron a cerca de 11 mil personas de la ciudad de Essen, en Alemania.

Medios locales informaron que la bomba fue descubierta el pasado martes en una obra de construcción, ubicada en el distrito de Stoppenberg.

Hallar artefactos de guerra en construcciones no es raro en Alemania, según autoridades, quienes detallaron que esta vez se trató de un dispositivo con tres detonadores.

En mayo de este año, hallaron otra bomba en Frankfurt, por lo que evacuaron a 25 mil personas; en tanto, en el 2017 descubrieron, en la misma ciudad, una bomba de munición sin detonar de 1.4 toneladas, lo cual provocó que 65 mil personas fueran desalojadas.

Activan protocolos de emergencia

Tras el hallazgo del artefacto, se movilizaron 27 mil personas para activar los protocolos de seguridad en Essen, mientras expertos realizaban la operación para inutilizar el artefacto.

Durante la noche del miércoles terminaron las labores “con éxito”, lo que permitió regresar a sus hogares a las miles de personas que fueron evacuadas y atendidas por los servicios de apoyo impulsados por el municipio.

“En términos tanto del poder explosivo como del tamaño resultante de las áreas restringidas, esta es la mayor desactivación que se ha llevado a cabo en Essen hasta la fecha“, subrayó el gobierno de la ciudad en un comunicado.