Mientras las autoridades de la Secretaría de Salud (SESA), andan más apuradas recontratando gente afín al priísmo y hacer negocios con Blanca Águila Lima, familiares del Centro de Readaptación Social (CERESO) ubicado en Apizaco, denunciaron contagios masivos de Covid-19 al interior de esta prisión.

Los agraviados manifestaron que a varios de los internos les han realizado la prueba de Covid-19 y aunque muchos de ellos han resultado positivos, no hay un protocolo para evitar más casos y mucho menos atención médica para quienes tienen la enfermedad.

Incluso los quejosos, señalaron que tampoco les permiten que ingresen médicos para atender a los contagiados, situación que tiene en riesgo a los presos que no tienen las condiciones para evitar no contraer este virus dentro de esta cárcel.

Las condiciones propias de hacinamiento que existen en las prisiones, aseguran que es fundamental para la rápida propagación de este virus y las autoridades de salud, no hacen algo al respecto para atender esta emergencia sanitaria.