El presidente municipal de Xicohtzinco, Luis Ángel Barroso, públicamente se deslindó de los actos de violencia registrados el miércoles pasado donde un masculino resultó agredido con arma de fuego.

Además fue enérgico al mercionar que "El que la hizo, que la pague", haciendo referencia a que las autoridades encargadas de procurar justicia hagan las investigaciones y se proceda contra los responsables.

Eso sí, dejó en claro que su administración se encuentra trabajando a favor de los ciudadanos, pero advirtió que los que vandalizaron su domicilio serán señalados para que se proceda conforme a la Ley. 

"Ese tipo de acciones no están apegadas a un movimiento pacífico, esto ya se trata de una agresión personal", apuntó. 

El munícipe hizo un llamado urgente a las autoridades estatales y a la Gobernadora del Estado para que se destrabe el conflicto que encabezan personajes políticos y que se hacen llamar Movimiento por la Recuperación de Xicohtzinco.

Rodeado de decenas de ciudadanos exigieron la pronta reapertura de la carretera federal Puebla - Tlaxcala, pero sobre todo que retiren a los ciudadanos que mantienen tomada la vía de comunicación y la alcaldía.

Los ciudadanos exigieron una respuesta inmediata del gobierno, "queremos libertad, queremos servicios, ya basta de que unos cuantos tengan secuestrada a la región".