Una enfermera fue retirada de sus labores por publicar fotos en Internet, en las que se burló de una recién nacida con una anomalía congénita.

Sierra “N”, ex trabajadora de Cuidados Intensivos neonatales en el Jackson Memorial Hospital en Miami, perdió su empleo tras violar la privacidad de la paciente, quien tiene un defecto congénito en la pared abdominal.

La mujer estuvo bajo investigación durante semanas y al final, perdió su trabajo por 2 fotos que publicó en la red social de Instagram.

“Mi noche fue genial, boom”, escribió en un post que estuvo acompañado por una foto de la recién nacida, tomada dentro del nosocomio; en una segunda fotografía, mostró a la bebé con una etiqueta y el texto que citó el defecto congénito de la infante.

Se trata de gastrosquisis, que es un defecto de nacimiento en la pared abdominal o área del estómago, en el cual los intestinos salen del cuerpo a través de un orificio al lado del ombligo.

Aunque el perfil de Samuels es privado trascendió que escribió: “tus intestinos posan para estar adentro, no afuera bebé”; este caso llamó tanto la atención que se consultó al abogado David Weinstein, quien mencionó que la mujer infringió la Ley de Responsabilidad y Portabilidad del Seguro Médico (HIPPA).