Representantes del Órgano Interno de Control, el Ministerio Público Federal, la Policía Federal Ministerial (PFM) y peritos especializados, llevaron a cabo la incineración de narcóticos y destrucción de objetos del delito. 

El evento de incineración comenzó con la revisión documental de las diligencias de Identificación, Conteo y Pesaje de Narcóticos; posteriormente, la perito en la especialidad de Química Forense realizó un muestreo aleatorio del total de los narcóticos, los cuales resultaron positivos, por lo que se inició la incineración de seis plantas cannabis sativa y siete kilogramos 19 gramos de marihuana.

La destrucción de objetos se llevó a cabo en un corralón del estado, en presencia de las autoridades federales antes mencionadas, con lo que se cumplió con el protocolo que marca la Ley de la Fiscalía General de la República. En total se destruyeron 137 unidades, entre ellas, bidones con arnés metálico, tanques de metal, mochila con antenas inhibidoras y máquinas tragamonedas. 

En ambos eventos se contó con el apoyo de elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) adscritos a las unidades de Protección Civil y Bomberos.