Al no llegar a ningún acuerdo sobre el aumento salarial, 3 mil 200 personas sindicalizadas y unos 400 de confianza se fueron a huelga en la empresa Amatech.  

Los quejosos informaron que la representación sindical solicitó incremento salarial del 8 por ciento, en tanto, la parte patronal ofreció 2.6 por ciento, por lo que la diferencia en el porcentaje provocó que reventaran las mesas de dialogo.  

En este sentido el Secretario General de la CROC, Justino Hernández Xolocotzi, informó que ante la cerrazón de los empresarios se determinó el inicio de la huelga y que tiene el aval de la Junta de Conciliación y Arbitraje. 

Finalmente dependerá de la disposición de la empresa para lograr acuerdos, pues de lo contrario la huelga continuará. Y es que los empresarios alegan que no tienen dinero y califican de elevado el porcentaje del incremento salarial.