Un grupo de por lo menos 50 trabajadores de la salud salieron nuevamente a las calles a exigir que se revise la asignación de plazas por antigüedad en la Secretaria de Salud.  

Armados con pancartas y lonas, los quejosos reiteraron su llamado a la gobernadora del estado Lorena Cuéllar Cisneros para que revise el tema y se descarte cualquier tipo de “discrecionalidad”. 

Los quejosos exigieron justicia laboral, pues argumentan que fueron excluidos los trabajadores de 15 años de antigüedad, además de que no se les tomó en cuenta su mérito profesional. 

El contingente caminó sobre el bulevar Guillermo Valle con dirección al centro histórico de la ciudad de Tlaxcala, pues frente a Palacio de Gobierno querían ser escuchados por la mandataria estatal.