La recién nombrada directora del jurídico del Congreso del Estado, Karla Daniela de Anda Flores la pondrán a prueba los diputados para que presente todos los argumentos legales y eche abajo la asignación de las 34 plazas que se autorizaron los integrantes de la LVIII Legislatura.

Y es que la mayoría de los nuevos inquilinos del Palacio Juárez respaldan el retiro de los 34 trabajadores que son parientes de los ex diputados.

Pese a la unidad de los nuevos legisladores, la novata directora legal no podrá con el paquete, pues de candidata perdedora de Totolac pasó a directo defensora,  no tiene experiencia y se prevé un fracaso total en el tema.

Por todo lo anterior no sería sorpresa que los legisladores de las diferentes Bancadas pidan su baja y desde luego se le acabaria el negocio a los dueños del PT, pues se quedarían sin el moche acordado por el pago de cuotas.