Mientras la procuradora Ernestina Carro Roldán anda prometiendo una nueva forma de trabajo en esa dependencia que dé resultado, así como el combate a la corrupción al interior de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), los hechos delictivos en la entidad se encuentran imparables como los homicidios dolosos y atracos en restaurantes e iglesias.

Anoche se registró una nueva muerte violenta en el municipio de Teacalco, dejando como saldo una joven asesinada a balazos y su acompañante con lesiones, de acuerdo con la versión de las autoridades los hechos se registraron en la noche en la calle Los Rojos del municipio, cuando unos desconocidos abrieron fuego contra la pareja sin que se conozcan las razones o motivos para que se llevara a cabo ese cobarde ataque.

La tarde de ayer, otros reportes indicarían que en un restaurante del municipio de Apizaco los comensales fueron asaltados al interior de este negocio por un comando armado que tranquilamente se logró dar a la fuga.

También se ha reportado el robo de iglesias y de una casa parroquial en Tetla y mientras se registra esta ola delictiva en la entidad, la procuradora Ernestina Carro, no deja de asistir a eventos políticos como la instalación de la Comisión de Igualdad de Género y Contra la Trata de Personas y en dar declaraciones a los medios de comunicación en el sentido de que se revisarán los expedientes de casos de mujeres desaparecidas y que se combatirá la corrupción en la PGJE.

En redes sociales, los usuarios le exigen a la flamante funcionaria dar resultados y atender la problemática de la inseguridad, porque no es posible que se realicen atracos violentos en restaurantes y se presenten ejecuciones como en Teacalco al estilo del narco, característica de los estados violentos del norte del país-