Hace unos días un grupo de trabajadores de la salud se manifestaron para pedirle a la gobernadora del estado de Tlaxcala, Lorena Cuéllar Cisneros, que interviniera para revisar a detalle la presunta asignación discrecional de plazas en el sector salud, señalamientos que fueron desmentidos por la dirigente de la sección 27 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (Sntssa), Blanca Águila Lima.  

En entrevista aclaró que a la titular del Ejecutivo local le han hecho llegar información errónea y falsa, ya que el tema en cuestión se le expuso a detalle al titular de la SESA, Rodrigo Zamudio Meneses “en su momento dijo que el tema quedó claro, pero vemos que no”.   

“El secretario de Salud fue debidamente informado con respecto de todo el proceso y se le entregaron documentos en mano con toda la información que ellos asumían”, apuntó. 

A pregunta expresa sobre el grupo de inconformes expuso, “se trata de un movimiento de trabajadores que buscan desinformar al gremio de la salud, pues no se trata de 300 plazas sino de 184 las que fueron asignadas en un 50 por ciento para el sindicato y el 50 por ciento restante a la autoridad”. 

Además “se realizaron 432 movimientos escalafonarios, pero no fue en los últimos días del mandato de Marco Antonio Mena Rodríguez como le expresó Cuéllar Cisneros sino en los primeros meses de este 2021”. 

Blanca Águila afirmó que no existe programa ni local ni nacional que asigne bases sindicales por antigüedad vigente y sólo existe un antecedente nacional de programas denominados de  Regularización y Formalización, pero no hay a la fecha. 

Por último dejó en claro que las bases entregadas a los familiares de los trabajadores son de los ejercicios 2020 y  2021, que desde abril, mayo y junio se analizaron de forma interna para su asignación.