Ciudad de México.- Una de las conductoras más reconocidas de Televisa, quien formó parte del programa Hoy y fue repentinamente despedida de la empresa, hizo una dura y trágica confesión sobre su salud y dejó en shock a miles de televidentes.

Lamentablemente la famosa presentadora que causó impacto a su audiencia por hablar de sus problemas fue Talina Fernández.

Hace unos meses la 'Dama del Buen Decir' fue entrevistada por Adela Micha para su programa de YouTube La Saga y aquí contó por qué concluyó sus labores en la televisora de San Ángel luego de más de cuatro décadas de éxito.

Me quitaron la exclusividad, me pasaron a correr hace como cinco años…Entonces, después de 45 años de trabajo diario, mi liquidación fue de un millón de pesos", dijo meses atrás.

Lamentablemente, en 2020 la madre de la fallecida Mariana Levy declaró que estaba en quiebra ya que se había acabado todos sus ahorros; además perdió su trabajo en la radio tras la llegada de la pandemia y esa era su única fuente de ingresos.

(Los ahorros) los invertí en una casita en Acapulco, pero casita, casita, y entonces no tengo ahorros, están en ladrillos, ahí me voy a morir, viendo el mar, el cielo y con calorcito", dijo.

Olvidada por Televisa y sin dinero, Imagen TV le dio una nueva oportunidad y la arropó en estos momentos tan difíciles, ya que la contrataron como conductora del matutino Sale el Sol.

La mañana de ayer martes, Talina apareció en el programa y explicó cómo va de salud pues en plena transmisión en vivo, Gustavo Adolfo Infante le obsequió un bastón inteligente para evitar que sufriera un nuevo accidente.

Como saben desde hace 15 años (cuando murió Mariana), me salieron dos tumores en la cabeza, uno me lo pudieron operar y dejaron un pedazo porque estaba envolviendo una vena muy grande y el otro es inoperable, entonces no tengo el equilibrio que debería de tener, me falla mucho y me caigo con cierta frecuencia", explicó.

La presentadora de 77 años incluso confesó que hace unos días sufrió una nueva caída durante su viaje a Cuernavaca y contó qué le ocurrió: "Me fui a Cuernavaca con mis amigos de la tele de hace muchos años y me tocó una cama que tenía un escalón para bajar al baño y me fui de clavado y me di en una rodilla gacho y los dos codos se me pelaron".