El movimiento del presidente municipal de Tlaxcala, Jorge Corichi Fragoso para imponer a Efrén Ordoñez Mendoza a cargo de los más de 300 millones de pesos que maneja el Ayuntamiento capitalino, podría derivar en un error que le costará caro al edil, ya que este personaje tiene en su contra seis denuncias, entre ellas por corrupción, usurpación de funciones, usurpación de profesión y tráfico de influencias.

Además de las denuncias que pesan en contra del tesorero del Ayuntamiento de Tlaxcala, también estaría sin el sustento legal para estar en esta posición en la que se pide un perfil, ya que Ordoñez Mendoza no cuenta con la cedula profesional que le permita ejercer este tipo de funciones en el municipio más importante del estado.

Según el portal www.diario-puntual.com.mx , publicó parte del historial del actual responsable del manejo de los recursos en el Gobierno Municipal de Jorge Corichi Fragoso, quien se ha reservado dar a conocer con precisión el origen de los directivos y mandos medios que le habrán de acompañar en su administración.

Entrevistado al respecto, el munícipe optó por encubrir a sus allegados y ofreció mandar por escrito los nombres y pormenores de cada uno de los directores que recientemente fueron designados en el Ayuntamiento de Tlaxcala.

Cabe señalar que Ordoñez Mendoza, fue registrado en el pasado proceso electoral del presente año como candidato por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a la presidencia municipal de Xalatlaco en el Estado de México, sin embargo, de haber ganado las elecciones el pasado 6 de junio no habría podido asumir el cargo por estar impedido legalmente.

El tesorero sería uno de los muchos integrantes del gabinete de Corichi que los trae importados de otros estados, mostrando que en Tlaxcala no existe gente con capacidad para sumir funciones para gobernar la capital del estado.