Un ciudadano de 42 años falleció aplastado en un extraño incidente, ocurrido en la ventanilla de un restaurante McDonald’s.

La víctima fue identificada como Tony “N” y se encontraba desayunando en el restaurante de comida rápida durante la mañana; se informó que al hombre se le cayó su tarjeta del banco y salió del vehículo para recuperarla, pero quedó inmovilizado entre el edificio y el auto.

Al lugar llegaron paramédicos pero desgraciadamente no lograron hacer mucho por el hombre, quien ya se encontraba sin vida.

Las autoridades publicaron un comunicado de prensa, expresándose por el terrible acontecimiento en el servicio de drive-thru, mencionando que a ellos les pareció muy extraño que no hubiera otro vehículo involucrado; hasta este momento, las averiguaciones continúan.

El varón era padre de 2 hijos y ese día se dirigía al trabajo: “era el papá y el esposo perfecto”, expresó su cuñado Neal “N”; sus amigos realizaron 2 eventos de recaudación de fondos separados y juntaron más de 100 mil dólares de casi 800 donantes, para ayudar a la familia.

La Policía de Vancouver y la oficina forense de Columbia Británica, sigue investigando el deceso; “lo admiraba, él todavía debería estar aquí; tendrán que hacer una investigación sobre esto porque simplemente no tiene sentido”, expresó su familiar.