Sin importar que los contagios por Covid-19 a nivel estatal continúan siendo altos, personal que labora en el plantel 05 del CECyTE ubicado en Zacatelco, denunciaron que fueron obligados junto con los alumnos por la directora, Sarahí Carro Hernández para tener clases presenciales en la institución a pesar de que no se tienen las condiciones sanitarias mínimas para cumplir con el capricho del titular de la SEPE-USET, Homero Meneses Hernández.

Trabajadores de este plantel, dieron a conocer que en la institución no tienen ni agua potable para cubrir las necesidades más básicas del personal y de los alumnos, pese a ello, fueron amenazados por la directora del plantel de que todos deben acudir de manera normal por ordenes superiores a pesar del riesgo de contagios de Coronavirus.

Además de la falta del vital líquido, los trabajadores aseguraron que los sanitarios de esta institución no sirven, por lo que es evidente que ante la pandemia, estas condiciones no son las adecuadas y las clases presenciales sólo son un caldo de cultivo para que detonen cientos de contagios en la zona.

“La directora envía mensaje a los alumnos por medio de la página de face el día de ayer en la noche, mencionando que todos los alumnos se presentaran a clases normales sin antes haber hecho los protocolos necesarios para un regreso seguro” mencionó uno de los trabadores de esta institución.

Esto luego de que el director académico de este subsistema, Enrique Portillo Cisneros diera esta indicación que a su vez vendría directamente de Homero Meneses, quien ya ha sido señalado por maestros de otras áreas de tener poca sensibilidad ante la situación que se atraviesa por la pandemia de Covid-19.