Desconocer o mantener las 34 plazas que mañosamente otorgó la Legislatura pasada es un tema que le preocupa a la diputada Maribel León Cruz, sobre todo porque sus parientes están involucrados y podrían quedar fuera.   

Al interior del Congreso del Estado trascendió que la representante del distro IX estaría dispuesta a defender las posiciones, pese a que se trató de un acto abusivo y ventajoso.  

De acuerdo a la lista, la congresista del Partido Verde Ecologista de México, le asignó un espacio a Héctor Eduardo León Flores y Claudia Isela Zarate Cruz, ambos serían primos de la abusiva legisladora.  

Los representantes de la Junta de Coordinación y Concertación Política aún se encuentran en análisis para determinar el proceder de dichos espacios laborares, pero de ser rechazados, esto provocaría la división entre algunas bancadas.