Pobladores del municipio de Ixtacuixtla, exigieron a la gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros y al titular de la Secretaría de Salud (SESA), Rigoberto Zamudio Meneses que se apliquen y comiencen a trabajar para la salud de los tlaxcaltecas, ya que en esta localidad son más de 80 paciente que no tienen el servicio de partería en el Centro de Salud, lo que pone en riesgo la vida de las embarazadas.

A esto se sumó el señalamiento de las pésimas condiciones que tienen las instalaciones, ya que existen goteras en el techo y el plafón que se utiliza se encuentra en mal estado, evidenciando la falta de atención por parte del pasado gobierno y el poco interés del secretario de Salud chilango radicado en Puebla.

Y mientras existen estas precarias condiciones en lugares como éste, en el que se otorga el servicio más básico, Zamudio Meneses carece del conocimiento de estas necesidades debido a que es un médico que ni siquiera conoce la entidad y que tampoco sabe sobre el sistema de salud en un estado muy diferente a la ciudad de Puebla.

Cabe destacar que en su primer discurso como gobernadora, Lorena Cuéllar anunció que revisaría el estado de las clínicas y hospitales del estado para remodelarlos y susbanar sus deficiencias, sin embargo en los hechos nada de lo anterior ha sucedido y co o ejemplo se encuentra este caso del municipio de Ixtacuixtla.

Esto no es impedimento para que el titular de la SESA, goce de canonjías importantes para mantener una vida holgada y trasladarse diariamente de la ciudad de Puebla para atender asuntos de lo que él considera como un pueblo llamado Tlaxcala.

A esto se agregará, la suma de otras urgencias que la misma SESA tiene por ser el rubro más importante, por lo que a la brevedad se sabrá si este cardiólogo puede cumplir con las exigencias de la 4T o simplemente viene a enriquecerse a costa de los tlaxcaltecas.