Una vez que asuma el control de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Ernestina Carro Roldán deberá comenzar a desmantelar la red de corrupción que existe al interior de esta dependencia y dar paso a una procuraduría acorde a los tiempos de la 4T y de las necesidades de los tlaxcaltecas que no confían en esta institución al considerarla como uno de los entes de gobierno más desaseados.

El nombramiento por el Congreso del Estado, otorgará la facultad a la nueva procuradora para que inicie a investigar formalmente a los llamados “4 fantásticos”, malandrines con placa que han operado al interior de esta dependencia y que supuestamente se han enriquecido a costa de pactos con grupos de la delincuencia.

David Mejía Morales (actualmente encargado de la Dirección de Policía de Investigación), Raúl Moreno Vásquez (encargado de la Comandancia Operativa), Mario Herrera Juárez (comandante Regional de Homicidios) y José Luis González Romano (comandante Regional Zona Norte de Apizaco), personajes que volvió a recontratar el anterior procurador, y que se hacen llamar “los 4 fantásticos”.

Será el tiempo el que muestre si “doña Neta” llega a poner orden y asear la PGJE o se vuelve cómplice de los supuestos agravios que han cometido en contra de los tlaxcaltecas en complicidad con más personal de la PGJE como los agentes del Ministerio Público Abigail, Yuliana, Guadalupe, y la incompetente Roció, otra Agente del Ministerio Público de la mesa de vehículos zona norte.

Los antes mencionados, se presume que tienen una vida que no corresponde a lo que han ganado como servidores públicos, lo que levante la sospecha de que los recursos obtenidos podrían venir de la corrupción que impera en esta dependencia a la que llegará Ernestina Carro en las próximas horas.