De manera arbitraria y sin existir ningún fundamento, el gobierno de Tlaxcala que encabeza la morenista Lorena Cuéllar Cisneros realizó descuentos ilegales a los burócratas estatales, los cuales fueron de los 700 pesos hasta los 3 mil pesos, según denunciaron los empleados a través de las redes sociales.  

Resulta que al recibir hoy el pago de su nómina correspondiente a la primera quincena de septiembre, la cual ya fue cubierta por las nuevas autoridades estatales, los trabajadores observaron un descuento que hasta la tarde de este martes ningún jefe había aclarado o explicado.

Inicialmente se pensó que reducción sólo se había registrado entre los policías estatales y el personal de la Procuraduría General de Justicia en el Estado, sin embargo esa irregularidad también se hizo evidente en otras dependencias, lo cual generó gran molestia en la burocracia que lamentó el proceder de la gobernadora Lorena Cuéllar que al parecer no tiene palabra y empezó a agredir a los empleados que venían laborando en administraciones priistas.

En la PGJE se sabe que el descuento más bajo fue de 700 pesos, pero hubo jefes de área y de departamento a los que les quitaron 1,200 pesos y hasta 3 mil pesos, según documentaron a través de sus recibos de nómina.

Lorena Cuéllar asumió el gobierno de Tlaxcala el pasado 31 de agosto y esta es la primera quincena que paga a los burócratas estatales, quienes al ver los descuentos y abusos de las nuevas autoridades han empezado a amagar con llevar a cabo paro de labores para exigir sus salarios completos y una explicación de las razones por las cuales pretenden realizar reducciones a sus remuneraciones.