Diversas posiciones que en global son prácticamente la mitad de los puestos dentro del Ayuntamiento de Xicohtzinco, es lo que estaría exigiendo Mario Cervantes Hernández, director de Gobernación y Desarrollo Político Estatal al presidente municipal, Luis Ángel Barroso Ramírez para que se termine con el conflicto post electoral que se dio luego del estrecho margen con el que el perredista ganó las elecciones locales en junio pasado.

La negociación se habría dado entre Roberto Texis y Mario Cervantes, ambos con la venía del titular de la Secretaría de Gobernación, Sergio González Hernández, quienes supuestamente exigieron al edil que para terminar con toda la situación que prevaleces desde junio, tenían que ceder las posiciones más importantes a esta camarilla de priístas y panistas enquistados en la 4T.

El pedimento fue muy simple, otorgar puestos a los inconformes que tuvieron cerrada la carretera federal Tlaxcala- Puebla durante más de dos meses para que así se abra la presidencia municipal y se retome la tranquilidad en Xicohtzinco, negociación en la que se presume que los mismos funcionarios de Gobernación estarían siendo beneficiados.

Esto debido a la supuesta cercanía que tiene la excandidata perdedora a la alcaldía por parte del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Micaela Corte Zacapa, quien hace unas semanas antes de que iniciara la nueva administración, habría exigido una cifra millonaria y la mitad de los puestos en el Ayuntamiento para abandonar el movimiento y a sus gentes a su suerte.

A esta situación estaría ajena la gobernadora, Lorena Cuéllar Cisneros, no obstante, estos funcionarios estarían actuando por su cuenta y aprovechando la carga de trabajo de la mandataria para no poner atención a este tipo de asuntos que recaen en las manos de quien fungió como uno de los principales operadores del fraude electoral cometido en su contra en las elecciones de 2016, hoy es el flamante director de Gobernación apadrinado por Sergio González.