Luego de quedar en ridículo y perder al obtener un bajo margen de porcentaje de votación en la pasada elección local, el excandidato a la gubernatura de Redes Sociales Progresistas (RSP), Juan Carlos Sánchez García y su pareja Aurora Villeda Temoltzin no quieren soltar las Prerrogativas que recibe este partido por parte del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE).

Pese a que hubo un acuerdo para que la cónyuge de Sánchez García dejara la dirigencia de RSP una vez que culminarán las elecciones locales, hasta el momento han pasado más de tres meses y la pareja insiste en quedarse con este partido al que llegaron como arribistas.

Esta maniobra se ha permitido debido a que RSP perdió su registro nacional y sólo tienen el local, por lo que prácticamente la pareja Sánchez Villeda, manejan a su antojo el instituto político y el dinero que perciben de los impuestos de los tlaxcaltecas 

La intención sería negociar tanto las candidaturas de los próximos comicios locales, así como obras públicas para el constructor que hizo su fortuna al amparo del poder público, siendo presunto prestanombres de un exgobernador.

Mientras tanto, la pareja se embolsa casi 200 mil pesos mensuales de dinero público y amenazan con seguir viviendo del erario, pese a la honestidad que pregona el contratista.

Es así que Villeda Temoltzin olvidó su pasado priísta y perredista para mantenerse como la mandamás de RSP, luego de que llegaran a este partido invitados y hoy son los dueños.