Con un oficio, la gobernadora del estado, Lorena Cuéllar Cisneros, dio a conocer al Congreso local que realizó un veto a las adecuaciones a la Ley del Notariado y a la Ley de Mecanismos Alternativos para la Solución de Controversias, las cuales dieron licencia al exmandatario estatal, Marco Mena Rodríguez, colocar a José Aarón Pérez Carro y a Antonio Flores Sánchez como notarios públicos del estado.

El oficio que fue suscrito por el secretario de gobierno, Sergio González Hernández, y que fue turnado a la titular del despacho de la Secretaría Parlamentaria del Congreso local, Maricela Martínez Sánchez expide que la reforma aprobada por la anterior legislatura ha sido vetada Debido a las omisiones e irregularidades que este presenta.

En este sentido, González Hernández aclaró que por dichas anomalías, el decreto 351 que contiene las reformas aprobadas se “devuelve con las objeciones y observaciones”.

Y es que los exdiputados locales acordaron que, en caso de declaración de ausencia, separación voluntaria o falta definitiva por fallecimiento o interdicción del titular, el notario auxiliar sustituirá definitivamente al titular con igual capacidad de actuar, haciendo del conocimiento de la Secretaría de Gobierno (Segob) este supuesto, para que, de no existir impedimento en términos de esta ley, se solicite al Ejecutivo la expedición de la patente de notario titular.

No obstante, el oficio expone que “con fundamento en los artículos 69 de la Constitución Política del estado Libre y Soberano del estado de Tlaxcala…se devuelve con las objeciones y observaciones que al efecto se anexan al decreto 356”.