Aún cuando Blanca Águila Lima trató de hacerse de la presidencia de la Comisión de Salud del Congreso del Estado con el argumento de conocer muy de cerca este gremio al ser enfermera y llevar años viviendo de las cuotas laborales de los trabajadores de la Secretaría de Salud (SESA), no logró hacerse de la presidencia de la Comisión de Salud que recayó en la diputada morenista, Lupita Cuamatzi Aguayo.

Fue la integrante del grupo parlamentario del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Lupita Cuamatzi quién con el respaldo de sus compañeros de bancada logró una de las comisiones más importantes dentro del Poder Legislativo, lo que permitirá que una médico presida está comisión.

El golpe para la lideresa sindical del Partido Revolucionario Institucional (PRI), fue tal que ni siquiera forma parte de los integrantes de la Comisión de Salud, por lo que quedará al margen de las acciones emprendidas desde esta posición 

El presidente de la Comisión de Salud, ocupa un lugar dentro del consejo estatal de Salud, por lo que Blanca Águila quería tener dos lugares, ya que como eterna dirigente de la sección 27 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (Sntsa), tiene un espacio para pelear por sus intereses personales.

De esta manera, se frustró la intención de la enfermera de lograr más poder dentro del sector salud, ya que está situación le ha permitido desde ingresar a familiares con altos salarios a la nómina de la SESA, hasta obtener millonarios recursos por venta de plazas y cuotas sindicales que le otorgan una vida con lujos millonarios como autos costosos, vacaciones paradisíacas, propiedades en exclusivas zonas y ropa de diseñador.