El día de ayer el Presidente de la República envío el Paquete Económico 2022 que contempla recursos para el Estado de Tlaxcala por el orden de los 22 mil millones de pesos aproximadamente, que se traduce en la construcción de tramo carretero (Los Reyes-Zacatepec), equipamiento de hospital de segundo nivel y adquisición de equipo para resonancias magnéticas (IMSS-ISSSTE), entre otros. 

Celebro la disposición del Gobierno por darle oxígeno a las entidades federativas que ante la pandemia se ha observado caída en las participaciones, escasa inversión a proyectos de infraestructura carretera, salud, educación., recortes a las delegaciones federales, etc., orillando a las entidades federativas a endeudarse más ante la crisis sanitaria.

Cierto es que se trata de una propuesta diferente, pero también hay que decirlo, los problemas estructurales continúan en tanto no se cambie de fondo la política económica que privilegia el asistencialismo sobre la subsidiariedad. Se necesita en esencia un cambio de rumbo de fondo.    

El PEF 2022 será el primer presupuesto presentado al Congreso de la Unión, que se ajuste a la realidad que vive el país, lo que representa un  buen primer paso para dar pie a una política hacendaria de altura, por lo que considero inaplazables algunos temas que he propuesto desde el Senado de la República.  

En el ánimo de esta voluntad política, exhorto a mis compañeros senadores grupo mayoritario en el Senado y al Dr. Rogelio Ramírez de la O, Secretario de Hacienda, para que construyamos la celebración de la Convención Nacional Hacendaria que propuse desde el año de 2018. 

No podemos seguir postergando:

Que los estados y municipios cuenten con los recursos sin condicionantes, con normatividad clara y con una planeación acorde con sus necesidades;

Mayor participación de los municipios para mantener finanzas públicas sanas, mediante la implementación de un sistema de estímulos, y

El Fortalecimiento del marco del federalismo fiscal dada la nueva realidad política de pretender un centralismo fiscal.

Asimismo, hago un llamado a la Secretaría de Hacienda para no reducir el presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados como lo sucedido en 2021 que se presentó una reducción para el Estado de Tlaxcala de los fondos del ramo 33 (FORTAMUN, FAM y FAFEF) aprobados por la Cámara de Diputados antes de la calendarización. 

Este Gobierno debe honrar los acuerdos y compromisos adquiridos con las y los mexicanos, y anteponer el bienestar del pueblo de México.