La noche del martes la gobernadora del estado de Tlaxcala, Lorena Cuéllar Cisneros, informó que las clases presenciales se suspendían hasta que se hiciera una revisión de las instituciones educativas y verificar los daños que provocó el sismo de 7.1 grados con epicentro en Acapulco. 

Sin embargo, este miércoles, el titular de la Secretaria de Educación Publica del Estado (SEPE), Homero Meneses Hernández, confirmó que el jueves las clases presenciales se retomar, ya que el movimiento telúrico no provocó daños a los inmuebles que pongan en riesgo la integridad física de los alumnos y maestros.   

“La mayor parte de las escuelas hasta el primer corte están sin novedad. En condiciones para regresar a clases el día de mañana”, precisó.  

Pese a lo anterior, enlistó que, en el ex CENDI ubicado en la capital del estado, presentó daños en la estructura hidráulica y en uno de los soportes de los tinacos, por lo que los 150 trabajadores serán removidos. 

En el CBTIS 04 de Texcalac en seis de 10 aulas registran un aparente daño por tratarse de un edificio antiguo por lo que se realizan los estudios para determinar si es pertinente su uso o no. 

Finalmente dijo que continúa la verificación en las mil 335 instituciones educativas en el estado, las cuales presentan algunos daños, pero que no significan un riesgo para los estudiantes.