Personal que labora en la SEPE- USET, denunciaron a este medio que la extitular de la Secretaría de Finanzas, Alejandra Nande Islas habría dejado al menos a tres integrantes de su familia basificados dentro de esta dependencia antes de que terminara el gobierno de Marco Mena Rodríguez.

Hasta el último momento que la exsecretaria, logró llevarse algunas canonjías para sus allegados, dejando una carga al erario público de Tlaxcala, además de los millonarios negocios que supuestamente manejó para el hermano incómodo y hoy diputado local por la vía plurinominal, Fabricio Mena Rodríguez.

Fue precisamente el mayordomo de la familia Cisneros, quien logró que su hermano fuera gobernador y a la postre acomodar a su gente en puestos claves, como fue el caso de Alejandra Nande, quien pasó de vivir modestamente a llenar presuntamente sus cuentas de millones de pesos sólo por ser una amiga muy cercana del hoy diputado local.

Al no cumplir con los procedimientos que se requieren para un lugar dentro de la dependencia educativa, trabajadores exigen que se aclare y se explique como es que estas personas lograron un lugar que muchas personas esperan por años y que al no tener un amigo hermano de gobernador, siguen sin tener una posición.

Mientras tanto, ya existe molestia derivado de las posiciones que tienen los priístas dentro de las principales direcciones de esta dependencia a pesar de que el titular, Homero Meneses Hernández es un fiel promotor de la 4T y en consecuencia contra la corrupción que hasta el momento impera en el lugar donde se encuentra.