A menos de tres meses de que agarrara sus pocas maletas para dejar Casa de Gobierno y pasar a ser un exmandatario gris impuesto por un fraude electoral, Marco Mena Rodríguez logró dejar a familiares con una base de buen nivel, evidenciando que el abuso de poder también lo practicó 

Fue en mayo que Marco Mena le dio el gusto a su hermano mayor Eberth Mena Rodríguez para que su esposa y cuñada del veterinario, gozaran de dos lugares de base con nivel nueve, una dentro de la Secretaría de Finanzas y otra en la Oficialía Mayor de Gobierno.

No obstante, personal que labora en los lugares de adscripción de las dos féminas, aseguran que no las conocen, por lo que el favor al hermano pudo haber sido completo.

A esto se suma la sospecha de que hay más familiares indirectos que se dejaron dentro de la nómina estatal, sin embargo, será más adelante que se vaya descubriendo lo realizado por Marco Mena y su hermano incómodo, Fabrizio que hoy es diputado local por la vía plurinominal.