Luego de presentar una iniciativa de exhorto al pleno de la LXIV Legislatura local, para solicitar al Gobierno del Estado de Tlaxcala que se cancelen las clases presenciales en los niveles básico y medio superior, toda vez que actualmente está activa la tercera ola del virus del Covid19, donde diversas variantes como la delta, afectan a grupos poblacionales que pensábamos exentos, como el de los menores de 18 años, el Diputado Juan Manuel Cambrón Soria lamentó profundamente que ésta, se haya enviado a discusión al interior de las comisiones unidas de Salud, Educación, Ciencia y Tecnología y que sus homólogos parlamentarios hayan mostrado insensibilidad y falta de responsabilidad para aceptar discutir y aprobar de inmediato la solicitud para que la Gobernadora Lorena Cuellar Cisneros ordene la inmediata cancelación de la clases presenciales.

En la que fue la primera iniciativa presentada en la actual legislatura local, se incluyeron datos que sustentan la petición del Diputado Cambrón y en la que se solicitó fuera tratado como un asunto de urgente resolución, dado que prevalece el regreso a clases presenciales y existe un evidente riesgo de contagios masivos en escuelas por el SARS-CoV-2 COVID 19, todo a efecto de proteger, salvaguardar y garantizar el derecho a la protección de la salud del estudiantado, personal docente, madres y padres de familia.

No obstante y por mayoría de votos, se decidió aplazar la discusión de la propuesta que el Coordinador del Grupo Parlamentario del PRD presentó y en la que se solicita al Gobierno de Tlaxcala la suspensión de las clases presenciales en los niveles básico y medio superior, hasta que se cumplan las siguientes premisas: 1. Tengan un diagnóstico certero, puntual y completo del estado en el que se encuentran los inmuebles educativos respecto de las condiciones sanitarias; 2. Se destine presupuesto suficiente para garantizar que en cada salón no falte material sanitario y sanitizante, evitando con ello una carga económica sobre los padres de familia; 3. Se diseñe un plan estratégico específico y puntual de vacunación para el grupo de menores de 18 años; 4. Se implemente una política pública de atención inmediata de probables contagiados y pruebas suficientes en escuelas; y 5. Se ensaye sobradamente un protocolo para el manejo de brotes en aulas de manera coordinada entre autoridades educativas, maestros, padres de familia y estudiantes.

Cambrón Soria señaló que la presente de Acuerdo, pretende que este Congreso del Estado, como caja de resonancia de la democracia representativa que nos rige, sensibilice a la titular del Poder Ejecutivo del Estado para que por medio de los cauces administrativos legales y en uso de sus facultades constitucionales, suspenda la orden de clases presenciales, que si bien son necesarias para un mejor aprovechamiento del alumnado y para beneficio psicológico que conlleva el contacto entre los propios estudiantes y entre éstos y sus maestras y maestros, pero ante el aumento desproporcionado de contagios y de defunciones por el Coronavirus, debe anteponerse la protección de la salud y de la vida de la niñez, de los docentes y sus familias.