Aprovechando el letargo de las autoridades educativas, la directora del Cbtis 3 de Tlaxcala ubicado en la capital tlaxcalteca, María Angelica Carreto mantiene su negocio de alrededor de 3.5 millones de pesos semestrales que provienen de las cuotas escolares que deben pagar los padres de familia para que la funcionaria les otorgue un lugar dentro de esta institución, contraviniendo el principio de la Educación gratuita.

Padres de familia, denunciaron la supuesta corrupción en la que estaría imperando la directora apoyada desde la SEPE- USET al pedir mil 380 pesos para que los estudiantes de esta institución del nivel medio superior tengan oportunidad de tener un espacio para prepararse y acceder al nivel superior.

Este comportamiento de quien dirige este plantel no es nuevo, ya que ha sido a lo largo de varios años que ha habido denuncias por este tipo de abusos, sin embargo, no ha habido respuesta por parte de las autoridades y según los padres de familia, nuevamente tiene el respaldo de quienes mandan dentro de la Educación.

El argumento de María Angelica Carreto es que no hay recursos por parte de la federación o del estado para cubrir las necesidades de este plantel que alberga a cientos de alumnos que provienen de diferentes municipios de la entidad, siendo uno de los más reconocidos dentro de Tlaxcala.

Acusan de negligencia, ineficiencia y corrupción a esta funcionaria que se dice ya tiene acuerdos para seguir manteniendo su coto de poder, logrando millonarios recursos cada semestre que se manejan de manera discrecional.