Por indicaciones superiores, empleados que laboraban en diferentes dependencias del gobierno estatal, tuvieron que regresarse a sus casas, luego de que se les negara el paso a sus áreas de trabajo, luego de que el día de ayer se oficializara el cambio de gobierno de administración con la llegada de Lorena Cuéllar Cisneros al poder.

Un rato amargo vivieron, quienes, acostumbrados a llegar a su área laboral, se encontraron con el obstáculo de que no los dejaran entrar por ordenes de los jefes del nuevo gobierno, ya que se sabe que se realizará una reestructuración total de las áreas de la administración lorenista que inició el día de ayer con la toma de protesta de la morenista.

Se desconoce si serán todos los auxiliares administrativos o sólo los jefes de área y altos mandos, los que fueron cambiados de manera inmediata por parte del gobierno de la 4T, mientras tanto, varios ya no pudieron llegar a sus antiguos trabajos.

Será más adelante que continúen los cambios dentro de la administración lorenista que hoy comienza su primer día y se espera que para enero se encuentre en su mayoría el personal que acompañara a la segunda gobernadora en la historia de Tlaxcala.