-Morena condena campaña de mentiras y desprestigio que ha emprendido la derecha en contra del Congreso y la el Gobierno de la Ciudad de México 

 

Desde Tlaxcala, Tlaxcala el presidente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo celebró la llegada de la transformación a esta entidad de la mano de  Lorena Cuéllar, quien encabezará un gobierno diferente: sin impunidad, sin corrupción y sin privilegios. 

“Nos da mucho gusto que vaya a llegar la transformación a este estado. Hoy inicia una nueva etapa en Tlaxcala. Lorena Cuéllar va a hacer equipo con el presidente de la República, se va a encabezar un gobierno honesto y apegado a los principios de nuestro Movimiento: no robar, no mentir y no traicionar, poniendo siempre por delante a la gente que más lo necesita”, declaró Delgado.

Por otro lado, el dirigente nacional insistió en que Morena buscará establecer en la ley reglamentaria de Revocación de Mandato que los partidos políticos puedan realizar actividades para promover la participación ciudadana y que se elimine la veda al Gobierno Federal, “el gobierno debe tener el derecho de defenderse y de exponer por qué se quiere quedar; así como que cada partido defienda su postura, los que estamos en el gobierno, defender al gobierno y los de la oposición, que digan por qué tendría que terminarse el mandato”.

Finalmente, Mario Delgado aseguró que lo ocurrido ayer en la Ciudad de México es claramente un acto de provocación y violencia montado por los alcaldes electos de oposición, en su intento por desprestigiar al Congreso y al Gobierno de la Ciudad de México y calificó como innecesario e inadmisible la irrupción violenta en el recinto parlamentario. Recordó que desde la campaña electoral, esta ha sido la actitud de los alcaldes de la derecha, pues ante la falta de propuestas, lo único que han hecho es atacar y tratar de desprestigiar con noticias falsas, mentiras y campañas negras.

“Los alcaldes electos de oposición deben dejar de lado la confrontación, adoptar hábitos democráticos y abrirse al diálogo; por respeto a las y los habitantes de la Ciudad de México tienen que asumir su papel de gobernantes y trabajar en favor de la gente”, concluyó.