Elementos de la policía municipal de Contla encararon al presidente corrupto Miguel Muñoz Reyes para exigir el pago de sus prestaciones conforme lo marca la Ley antes de que deje el cargo.

Los elementos policiacos no aceptaron que en la póliza de pago les otorgaran 9 mil pesos por el tiempo trabajado.

Además, a cada uno se le pedía la firma de su renuncia voluntaria y esto despertó inconformidad entre los uniformados.

“No queremos que nos liquiden, queremos que nos den el recurso como bono y con el próximo presidente hablaremos sobre las condiciones de trabajo”, precisaron.

Los quejosos le bajaron el aire a las llantas del auto de Don Cheto, sin embargo logró retirarse dejando al frente a su contador quien trató de hacer entrar en razón a los policías, sin embargo el intento fue en vano.