Julio César Hernández Mejía, alcalde de Apizaco y Pablo Badillo Sánchez, edil electo, garantizaron los pagos de la nómina a policías del municipio, pese a que la participación de Fortamun no ha caído en las arcas del Ayuntamiento.

Hernández Mejía, dio a conocer que ha estado en constante comunicación con Badillo Sánchez por lo que ambos están comprometidos con pagar las quincenas que se adeudan a los efectivos municipales a más tardar el 31 del mes corriente.

Además, explicó que el Fondo de Fortalecimiento Municipal (Fortamun), partida con la que se dispersa la nómina de seguridad pública, no se ha depositado a las arcas municipales.

El edil el en funciones, también abundó en que el proceso de entrega-recepción está fluyendo sin contratiempos con el único objetivo de que los apizaquenses no se vean afectados.

Finalmente, Hernández Mejía comentó que se está trabajando para que quede cubierta la nómina de todos los trabajadores.