Se rumora que Antonio Martínez Velázquez, mejor conocido como Antonio Marvel, será el titular de la recién creada Secretaría de Cultura del Gobierno de Tlaxcala. Si bien es cierto que aún no se formalizan los nombramientos, su nombre ha generado escozor entre no pocos.
 
Resulta que el señor Antonio Martínez es un lobo con piel de oveja que pretende hacerse de más poder con el único objetivo de beneficiarse y beneficiar a su tribu.
 
Analicemos su aspiración y su trayectoria. Antonio Martínez es sobrino de Julián Velázquez Llorente, y cuando éste fue Secretario de Salud y Diputado Federal panista con Héctor Ortiz Ortiz, Antonio Martínez se pavoneaba con los panistas. 
 
Incluso presumía su relación con Felipe Calderón y Margarita Zavala. En aquellos años se vomitaba cuando escuchaba el nombre de AMLO y de Lorena Cuéllar. Él y su familia, cobraron y vivieron felizmente a costa de los mexicanos y los tlaxcaltecas. En eso son expertos.
 
Antes de ser panistas eran fervientes priístas y consiguieron siempre vivir del erario. Su papá le enseñó muy bien las mañas y Antonio Martínez aprendió con mención honorífica cómo elaborar intrigas palaciegas que le aseguraran un lugar desde el cual succionar el presupuesto público. 
 
Cuando les convino estar en el PRI fueron priístas, cuando ya no les convino se hicieron panistas; ahora les conviene ser morenistas. Su forma parasitaria de operar es muy evidente. Están desesperados por amasar poder. Poco les importa apoyar al pueblo que los ha mantenido. Ellos viven en el glamour y el bluff.
 
Les gusta tener una vida llena de lujos, pero siempre y cuando éstos no se paguen con su bolsillo, sino a través del presupuesto público.
 
Antonio Martínez y su hermano gemelo, el hoy Director General del INFONAVIT, no han perdido tiempo en lucrar a través del erario de la federación. Además, no han estado exentos de escándalos mediáticos a nivel nacional; aquí están los links de los medios que han cubierto el descaro, la frivolidad, la corrupción y el cinismo con el que pretender hacerse pasar por defensores de la 4T cuando en realidad son unos acomodaticios serviles:
 
El Universal. Estas fueron algunas polémicas de Antonio Martínez en la Secretaría de Cultura: https://www.eluniversal.com.mx/cultura/las-polemicas-de-antonio-martinez-en-la-secretaria-de-cultura
Proceso. Critican al vocero de la Secretaría de Cultura por video desde helicóptero de Sedena: https://www.proceso.com.mx/cultura/2021/3/17/critican-al-vocero-de-la-secretaria-de-cultura-por-video-desde-helicoptero-de-sedena-260282.html  
El Economista. Vocero de Cultura gana más que la directora del INBAL: https://www.eleconomista.com.mx/arteseideas/Vocero-de-Cultura-gana-mas-que-la-directora-del-INBAL-20190422-0108.html 
 
No es que sea una venganza de los medios, ni es un acto injusto como va a querer zafarse Antonio Martínez cuando se le cuestione de estos excesos. Se trata de verdaderos señalamientos respecto a su incongruencia y vergonzoso actuar.
 
Antonio Martínez, poblano de nacimiento, se ufana de los mirreyes cuando él siempre ha sido uno de ellos. Tan iluso y tan hipócrita como siempre, se AM se atrevió a publicar un artículo criticando a los mirreyes y no hizo más que describirse a él y a su hermano. Escupió para arriba. Aquí su escupitajo:
 
Los gemelos Martínez Velázquez (mejor conocidos como los Gemelos Dual: uno corrupto y el otro igual) no son más que unos farsantes que se han colgado de MORENA y jamás han trabajado ni por Tlaxcala ni por los tlaxcaltecas. Engañaron a AMLO y ahora quieren sorprender y engañar a los tlaxcaltecas haciéndose pasar por influyentes y poderosos, cuando en realidad denotan sus inseguridades y su hambre.
 
Tan es así que, Antonio Martínez es fundador de la tribu llamada Democracia Deliberada, que no es más que un grupo de mercenarios que se han hecho de puestos públicos en todos los niveles. Esa tribu desde hace años se formó con el único objetivo de conquistar el poder y beneficiar a los cuates. Algo así como el grupo Atlacomulco. Carecen de ideología y con frecuencia ventilan sus desencuentros, evidenciándose entre ellos y haciendo pública su incongruencia. 
 
Las tribus como esa, tienen como escuela las tribus que destruyeron al PRD, y ahora están enquistados en MORENA; pero sus prácticas no cambian, por lo que con ellos a bordo peligra MORENA. A los de Democracia Deliberada y su gran fundador Antonio Martínez, poco les importa el futuro de MORENA, ya que saben que pueden volver a brincar a otro partido cuando ya no les convenga el de la 4T.
 
Por si fuera poco, sobre Antonio Martínez pesan acusaciones de acoso sexual, pues es por todos conocido que sus excesos y prácticas de riesgo sexuales han violentado a la mayoría de hombres con los que Antonio Martínez ha tenido contacto, ya que en cuanto puede, Antonio Martínez no pierde la oportunidad de acosarlos y hostigarlos. Antonio Martínez hace gala de su “influencia” y “poder” hasta que consigue lo que quiere.
 
Ante todo lo anterior, mal haría la Gobernadora Electa, Lorena Cuéllar Cisneros, en incorporar a un elemento como Antonio Martínez a su gabinete. Sería como darle un tiro de gracia al sector cultural tlaxcalteca. 
 
Los tlaxcaltecas no nos merecemos semejante impresentable al frente de cultura. Sería muy negativo el mensaje de que un personaje como Antonio Martínez dirija la política cultural estatal, pues se mancharía el nombre de Tlaxcala y no hay necesidad de eso.
 
Esperamos que la Gobernadora Electa tome una sabia decisión y deje a un lado a quien ha demostrado su ineptitud, frivolidad, hambre y corrupción.