La imposición de hijos, esposas, familiares, allegados y hasta amantes como beneficiarios de una base de burócrata en el sindicato "7 de Mayo" por parte de los diputados locales salientes, les costó una denuncia ante la Fiscalía anticorrupción por parte de una asociación civil.

Son 16 los aún congresistas que se encuentran dentro de la denuncia realizada por parte de la asociación civil Coordinadora Nacional de la Sociedad Civil, luego de que basificaran a sus allegados en un proceso en el que se ve el tráfico de influencias para beneficiarse.

La denuncia quedó radicada con el número de registro 21157/2021, contra los diputados del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Víctor Manuel Báez López, José María Méndez Salgado, María del Rayo Netzahuatl Ilhuicatzi, Jesús Rolando Perez Saavedra, Miguel Piedras Díaz; del Partido del Trabajo (PT) a Michaelle Brito Vázquez, ente otros más.

Esto luego de que se dieran a conocer las turbias negociaciones con el dirigente del sindicato "7 de Mayo), Edgar Tlapale Ramírez quien también fue denunciado y al parecer sus días al frente de esta agrupación se encuentran contados con la llegada de Lorena Cuéllar Cisneros como gobernadora.

Será difícil que los diputados aprovechados tengan un espacio dentro del próximo gobierno, por lo que el dejar a sus allegados les podrá costar muy caro.