Desde hace semanas trabajadores de la CAPAMA se han inconformado por el retraso de pagos quincenales, pero a unos días de que concluya la presente administración, los quejosos han decidido protagonizar un bloqueo para presionar a la presidenta municipal y su personal para que les liberen lo que les corresponde.

Se trata de empleados adheridos al Sindicato 7 de Mayo y que laboran en la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Tlaxcala (Capam).

Con pancartas en mano alrededor de 50 personas se instalaron sobre la calle 20 de noviembre donde se ubican las instalaciones del organismo descentralizado para evidenciar que el director Antonio Robles Pineda, tiene un adeudo millonario con ellos.

El recurso, dijeron, corresponde a prestaciones, primas vacacionales y fondo de ahorro del año 2020, que no les ha sido entregado pese a que faltan una semana  para concluir la actual administración. Está situación afecta a 54 trabajadores del Sindicato 7 de Mayo y once del 4 de Octubre.