Por tercer día consecutivo, vecinos de Panotla inconformes por la escasez de agua y de la nula atención por parte del alcalde Eymard Grande Rodríguez, cerraron la autopista Tlaxcala-San Martín a la altura del fraccionamiento Santa Elena.

Desde el jueves los colonos de esa zona del municipio de Panotla han llevado a cabo una serie de protestas para exigir que se regularice el servicio del agua potable, pues tienen días sin recibir el vital líquido en sus casas.

Al iniciar su protesta detuvieron al secretario del ayuntamiento, Christian Israel Vélez Vázquez, como una medida de presión para que el edil Eymard Grande diera la cara, sin embargo esa medida no funcionó y ese funcionario fue rescatado por policías municipales de Totolac que agredieron a los inconformes con gas y golpes.

Hasta ahora el secretario de Gobierno, José Aarón Pérez Carro, sigue sin intervenir en el conflicto y tolera que los vecinos de Panotla cierren esa importante vía de comunicación, situación que genera molestia entre los automovilistas que se quedan varados en esa zona.

Los inconformes dijeron que mantendrán la protesta hasta que tengan una respuesta favorable a sus demandas,  pues resulta lamentable que se ignore al pueblo y que el presidente municipal Eymard Grande ande de parranda en bares de la capital del estado como ayer se difundió en a través de las redes sociales.