Los quejosos colocaron piedras, ramas y llantas a la altura del Fraccionamiento Santa Elena. 

Después del medio día de este viernes un grupo de pobladores de Panotla nuevamente colocaron barricadas sobre la autopista Tlaxcala-San Martín, ahora piden la presencia de los representantes de la Secretaria de Gobierno para que entreguen un pliego petitorio.  

Hasta este momento el presidente teibolero Eymard Grande Rodríguez no ha dado la cara, ni mucho menos ha fijado un posicionamiento oficial respecto a la situación que aqueja a la región que gobierna. 

En respuesta, los quejosos colocaron piedras, ramas y llantas a la altura del Fraccionamiento Santa Elena, lo que afecta a cientos de transportistas y personas de ambas entidades. 

A través de un pliego petitorio que entregarán a las autoridades estatales, los ciudadanos exigen seguimiento a la fiscalización y auditora por parte del Congreso local al presidente Eymard Grande, restablecimiento inmediato del suministro de agua potable para la cabecera y el Fraccionamiento La Virgen. 

Transparencia de los recursos para la construcción de un puente en dicho fraccionamiento, seguimiento a las demandas por la mala calidad del agua, mantenimiento al alumbrado público de todo el municipio y que el gobierno municipal garantice  la seguridad pública.