El regreso a clases presenciales ha despertado la molestia de los padres de familia en diferentes instituciones educativas del municipio de Tlaltelulco, sobre todo por que piden recursos sin informar el destino de las cuotas del año anterior.  

En pocas palabras, copian las artimañas del presidente Picapiedra Rubén Pluma Morales de manejar recursos sin entregar cuentas claras a los ciudadanos. 

A través de una denuncia pública emitida por Ángel Morales Morales, se informó que “En la escuela primaria Miguel Hidalgo y Costilla están pidiendo la cooperación de 350 pesos sin importar las afectaciones económicas que se han generado con la inminente llegada de la pandemia”. 

“Además no sabemos cuanto dinero quedó en caja desde el momento en que las clases fueron suspendidas, pues quedó pendiente el presupuesto para el día de la primavera, día del niño, día de las madres, día del maestro, día del padre y la clausura del ciclo escolar”. 

El quejoso dice que no está en contra de que se pidan ayudas económicas, pero antes de eso, debe informarse de la situación financiera que guarda el comité respectivo.  

“No es que nos opongamos, pero no debe ser motivo para no reinscribir a los alumnos y mucho menos para condicionar la entrega de los textos gratuitos y material escolar de parte del gobierno del estado, y recordemos que el presidente de la República ha mencionado que la educación básica es laica y gratuita pero además que se otorgara apoyos económicos a los comités de padres de familia para que ya no se condiciones las inscripciones escolares”.