Durante estos cuatro años el Gobierno de Xicohtzinco que preside José Isabel Badillo Jaramillo le apostó a la cultura, el turismo y la educación, poniendo su mayor esfuerzo en las ferias patronales, eventos eclesiásticos y ha sumado a sus mecánicas de trabajo para hacer de estos eventos, motores turísticos, como lo fue la Feria del Segundo Viernes, en dicha actividad se invirtió desde 2017 más de 1 millón de pesos.

El molote es el platillo gastronómico más emblemático Xicohtzinco y como tal se debe dar la importancia que se merece, en este sentido, la Feria del Molote fue abierta a todas y cada una de las productoras del platillo endémico para evitar que se centralizara como un evento particular o privado y se abriera como un evento municipal y turístico.

En 2019 con esta nueva modalidad, Xicohtzinco recibió a más de 20 mil asistentes, en un feria familiar, cultural y turística de primer nivel, lamentablemente para el 2020 esto no pude ser así, sin embargo, con ayuda de las productoras se logró crear la Ruta del Molote, contando con 12 puntos de venta para recibir cientos de visitantes. 

El apoyo durante estos cuatro años para las mujeres emprendedoras no se detuvo y a pesar de la pandemia, no cayeron las ventas, hoy por hoy la feria tradicional y regional del molote cuenta con reconocimiento ante el Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual (IMPI) y le pertenecerá exclusivamente al municipio, para que esta feria sea de las productoras, este es el legado que deja el Gobierno de Xicohtzinco al pueblo.