Resultado de diferentes pruebas y técnicas científicas a cargo del grupo de expertos forenses del Departamento de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), se determinó que la persona del sexo femenino que fue encontrada sin vida al interior de un domicilio en la colonia Santa Anita Huiloac, en el municipio de Apizaco, pereció a causa de una asfixia mecánica por broncoaspiración, de acuerdo con la diligencias de necropsia. 

Lo anterior, tras el reporte hecho por el servicio de emergencias 911 el pasado 4 de agosto, en el que se notificó la presencia de un cuerpo sin vida al interior de un domicilio en la demarcación referida. 

Con la notificación, peritos y oficiales de la Policía de Investigación se constituyeron en el lugar, donde luego de una minuciosa exploración física, se constató que el cadáver no cuenta con lesiones provocadas por terceras personas, tales como contusiones, heridas cortantes o marcas por sometimiento, lucha o forcejeo.

Posteriormente, los especialistas realizaron el levantamiento del cadáver y los trasladaron el Servicio Médico Forense (Semefo), donde se le practicó la necropsia de muerte, la cual arrojó como resultado asfixia mecánica por broncoaspiración; asimismo, durante la revisión de órganos, se observaron datos de cirrosis hepática e insuficiencia renal. 

Con evidencia pericial, la PGJE descarta que el fallecimiento de esta persona esté relacionado con un  hecho violento, por lo que la carpeta de investigación se integrará bajo el rubro de homicidio por culpa. 

El cuerpo hasta el momento permanece en calidad de desconocido; sin embargo, se practicarán las pruebas genéticas necesarias para determinar la identidad de la occisa.