La implicación económica que se generó por la pandemia de Covid-19 en el país afectó principalmente a las familias que tienen mayores ingresos y a los hombres, siendo Tlaxcala uno de los estados en dónde hay las menores percepciones de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El ingreso de las familias más pobres paso de 9 mil 807 a 9 mil 938 pesos, un incremento de 1.3 por ciento, mientras que los de mayores ingresaron pasaron de tener 179 mil 863 a 163 mil 282 cada trimestre, esto entre 2018 y 2020, una disminución del 9.2 por ciento.

Está crisis golpeó aún más a los que tienen mayores ingresos pero también a quienes tienen un grado de escolaridad más alta, así como a los hombres más que a las mujeres.

En los estados, también se tuvo una situación similar, ya que los más pobres como Chiapas, Veracruz, Guerrero, Oaxaca y Tlaxcala, lograron avanzar un poco a excepción de nuestro estado.

Un dato interesante es que entre 2018 y 2020 el ingreso del trabajo disminuyó en 10.7 por ciento pero las transferencias aumentaron el 8.3 por ciento, de las cuales el 50.4 por ciento provienen de programas de gobierno.