Según la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas LP (AMEXGAS), el desabasto es una posibilidad latente en el estado de Tlaxcala y el resto de las entidades del País, debido a que la mayoría de gaseras pertenecen a la iniciativa privada, mismas que requieren de cierta inversión para cubrir la distribución en algunas zonas más remotas. 

En este sentido queda claro que, si el precio que sea establecido no les genera ganancias y en algunos lugares su distribución no costea, simplemente las empresas dejarán de abastecerse y eso generará el desabasto. 

A propósito del tema, la AMEXGAS se deslindó de los paros realizados por los comisionistas del energético, que son los principales autores de los paros  y no los distribuidores. 

Por su parte, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció tres medidas para garantizar el abasto de gas LP en lugares afectados. A sabes, estas son: 

Garantizar el abasto del gas en una situación de emergencia a consumidores del Valle de México y Pachuca, porque, dijo “durante la conferencia de prensa matutina de este miércoles, el paro de ayer no es un asunto nacional, afortunadamente”. 

El gobierno federal analiza la posibilidad de presentar denuncias en contra de los distribuidores comisionistas que se nieguen a cumplir su obligación de prestar el servicio de gas, un insumo fundamental para la gente. 

La Guardia Nacional garantizará la seguridad de los distribuidores comisionistas ante el temor manifestado de que sus unidades repartidoras de gas sean vandalizadas.