En México, el jaguar está catalogado como una especie en peligro de extinción. Un campesino del municipio de San Mateo Piñas, Oaxaca, envenenó a un jaguar -especie en peligro de extinción-, luego de que este matara al burro con el que araba la tierra y a varias de sus gallinas.

De acuerdo con Milenio, antes de asesinar al felino, el hombre ya había informado al presidente municipal que este se metía a su propiedad y mataba a su animales; sin embargo, no le dieron una solución.

Por lo que, después de que el jaguar atacó a su burro, el campesino decidió dejar los restos tirados y echarles veneno de rata, como trampa para el felino.

El medio citado también informó que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ya investiga el caso y ha solicitado a la Fiscalía General de la República (FGR) un expediente penal en contra del sujeto.

Cabe mencionar que el Código Penal Federal considera un delito el dañar, en este caso asesinar, a cualquier especie en peligro de extinción, el cual se castiga con de uno a nueve años de prisión .

Ante el llamado de la Profepa, la FGR anunció que inició el procedimiento penal en contra del campesino y será en las próximas horas que se determine su situación legal.

Por su parte, las autoridades de San Mateo Piñas informaron que tienen en custodia a la persona en cuestión, quien terminó con la vida del jaguar a finales de julio.

El jaguar se encuentra en la categoría de “casi amenazada” de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

En México está catalogado como una especie en peligro de extinción y su cacería está vedada desde 1987. La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) lo considera un felino cuya conservación es prioritaria, tal como está establecido en la NOM-059-SEMARNAT-2010