Los integrantes de la LXIII Legislatura local reprobaron la cuenta pública 2020 de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), por el incumplimiento de la correcta aplicación de los recursos públicos.  

El Órgano de Fiscalización Superior del Estado reportó un posible daño patrimonial de 1 millón 121 mil 296.28 pesos.  

Entre las inconsistencias que se detectaron fue el pago de consumo de alimentos por 57 mil 434.81 para servidores públicos. 

Además, se alquilaron unidades de transporte por 782 mil 439.60 pesos, pese a que el propio órgano garante tiene sus unidades oficiales.  

Se hicieron pagos irregulares por 355 mil pesos a los integrantes del Consejo Consultivo, cuando la labor de estos últimos se supone que es honorifica. 

De esta manera se solicitó al OFS que inicie con la aplicación y se deslinden responsabilidades basados en la Ley General de Responsabilidades Administrativas.