A pesar de que Tlaxcala es uno de los estados que en todas las elecciones ha apoyado al hoy presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), no se logró el cometido de la Consulta Popular para enjuiciar a los expresidentes, quedando muy corta la espectativa de la participación ciudadana.

A nivel nacional fue alrededor del 7 por ciento de los electores los que acudieron a ejercer su voto en favor de castigar a los presidentes neoliberales, siendo Tlaxcala uno de los estados que a pesar de ser morenitas, quedaron a deber el respaldo al presidente López Obrador.

La operación para demostrar que en Tlaxcala hay respaldo para AMLO, falló y dejó en evidencia que no se tiene el respaldo suficiente para enjuiciar a aquellos expresidentes que son señalados como corruptos y partícipes de los males que aquejan al país.

Los más de 305 mil votos que logró la gobernadora electa, Lorena Cuéllar Cisneros no se pudieron traducir en una cuantiosa participación que dejó en evidencia que quieren una mandataria cercana a la gente pero que no están de acuerdo con hacer pagar a los presidentes que agraviaron al pueblo.