Sin tener ningún talento y sólo por ser el hijo del exgobernador, Alfonso Sánchez Anaya su junior, Alfonso Sánchez García pretende llegar a la Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Vivienda (Secoduvi), dónde tendría negociadas obras millonarias con empresarios del ramo de la construcción.

Alfonso junior además de lograr una diputación local para su esposa, ahora pretendería ser el titular de la Secoduvi y así manejar los millonarios recursos que se tiene en esta secretaría, teniendo como premisa el famoso diezmo.

Sánchez García se sumaría al erario público, tal y como se encuentran sus papás, ganando ambos de la 4T y ahora con una esposa diputada que arriba al Congreso local sin mayor mérito que ser la nuera del exgobernador perredista.

Un claro ejemplo de la injerencia del sanchezanayismo en este tema es la incursión de Leonardo Uriarte Parra como integrante técnico de la comisión de entrega- recepción del ITIFE, dónde dejó ver que al hijo del exmandatario le urge colocarse en la Secoduvi.

Es así que la familia que pretendió gobernar Tlaxcala por dos sexenios seguidos, buscan la oportunidad de beneficiarse del gobierno de la 4T que pretende un cambio e la forma de gobernar en la entidad.