Pese a las cifras alegres de las autoridades locales, los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), muestran que Tlaxcala tiene números negativos en materia económica, siendo la pandemia de Covid-19, una de las causas de que existan este tipo de problemas.

Los números indican que para el primer trimestre de 2021, se tiene una contracción del 3.6 por ciento, lo que indica que hay dificultades económicas que evidencian la mala administración de quienes están a cargo de la entidad.

Según la organización "¿México Como Vamos?', la meta para un estado como Tlaxcala es tener un crecimiento del 4.5 por ciento, sin embargo, estos números están alejados de la realidad que se vive en una de las entidades más pobres de la República.

Y aunque hubo una disminución en la informalidad, la pobreza laboral, nuevamente puso en evidencia que las políticas públicas para la generación de riqueza han quedado cortas.