Luego de que el Tribunal Electoral de Tlaxcala (TET) validó la elección del presidente electo Luis Ángel Barroso, los políticos perdedores de Xicohtzinco determinaron que el bloqueo de la carretera federal Puebla - Tlaxcala seguirá por tiempo indefinido, en medida de presión para que se desconozcan los resultados de los comicios del pasado 6 de junio.

En una reunión celebrada con unos cuantos, los inconformes revelaron que su lucha se mantendrá para que se respete la voluntad del pueblo, eso sí, dejaron en claro que su deseo es  que se repita la elección y se realice una auditoría a las actuales autoridades municipales.

"Se aproxima un mes de lucha, un mes de críticas, no vamos a permitir que nos gobierne la corrupción, no vamos a dejar que la gente corrupta dirija los destinos de nuestro municipio", informó uno de los líderes del movimiento.

Los representantes del movimiento la semana pasada mandaron un oficio al Congreso del Estado para que se llame a una mesa de trabajo y se logre solucionar el conflicto que impera en la región, "eso sí, no queremos la presencia de políticos y líderes o candidatos" expusieron su la misiva.

La carretera federal Puebla Tlaxcala, frente a la presidencia municipal de Xicohtzinco permanece cerrada desde la noche del 8 de junio y hasta el momento los inconformes impiden la circulación vehicular en esa importante vía de comunicación.