Luis Miguel se habría puesto en contacto con la cantante porque "la soñó".

Si Alejandra Ávalos no se está peleando con Anel Noreña o hablando en sueños son José José, tal vez recibiendo señales desde el más allá de María Félix o Juan Gabriel, está en los sueños de uno de los cantantes de pop más populares de la últimas décadas: Luis Miguel.

Recientemente la cantante compartió que por medio de Whatsapp el intérprete se comunicó a través de un tercero para pedirle que establecieran contacto de nueva cuenta, presuntamente porque este “había soñado con ella”.

En entrevista para “Sale el sol”, Alejandra Ávalos compartió que en el teléfono en donde atiende asuntos relacionados con su agenda, así como situaciones relacionadas con personas que desean hacerle ofrecimientos laborales, le llegó un mensaje que venía con un desconocido remitente.

“Hola, le mando mensaje de parte de Luis Miguel, ya que soñó que tenía que hablar con usted y me pidió que le mandara mensaje”, mostró la cantante una impresión de pantalla donde censuró el número desde el que la intentó contactar el hijo de Luis Rey.

Alejandra Ávalos no duda que sea “El Sol” quien trata de comunicarse con ella

Debido a que Ávalos sabe que esta es la forma en la que usualmente se comunica el intérprete de “Por debajo de la mesa” no le pareció extraño el que un tercero tratara de localizarla para tener más información sobre ella.

“Puede decirme por favor cómo se llama usted y qué Luis Miguel”, expresó por medio de una nota de voz la también actriz, quien minutos después recibió la respuesta indicando que presuntamente se trataba de “Luis Miguel Gallego Basteri”.

“Él tiene mis teléfonos pero con gusto recibo su mensaje”, reiteró Alejandra Ávalos ante la discreción y sincretismo del mensaje; el interlocutor comentó que fue el mismo “Luismi” quien le dio su teléfono y mencionó: “Le comento entonces para que se comunique con usted, así se reconocen estos últimos años”.

Debido a que hace 15 años que no hablan, pues la última vez que se encontraron fue cuando este la invitó a pasar a su camerino durante un show, y la recibió en compañía de su hija Valentina.

Por último, un detalle más que Ávalos consideró contundente fue el hecho de que el número mediante el cual le escribieron es de alguien en Miami, y no “un local”