El Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) fue aliado de la corrupción para que en Xicohtzinco se fraguara un fraude electoral, aseguró un grupo de pobladores que se manifestaron en las inmediaciones del centro histórico de Tlaxcala.  

Según ellos, dijeron que no permitirán que el presidente electo tome protesta al cargo, “el acuerdo de vecinos no esta en discusión, queremos la reposición del proceso electoral”.  

En otro orden de ideas, también se inconformaron por que los integrantes del Pleno del Congreso del Estado aprobaron la cuenta publica 2020 al presidente en turno José Isabel Badillo Jaramillo.  

Sin presentar pruebas ni argumentos, dijeron que la administración municipal incurrió en supuesto desvío de recursos, “durante cuatro años llegaron muchos millones de pesos, queremos saber donde fueron aplicados”.  

Armados con pancartas y lonas exigieron la intervención de las autoridades estatales para que se aplique una auditoria y verificar el destino del techo financiero municipal.